Seleccionar página

Blog

Herramientas Sistemas y Cultura para Mejoras Sostenibles

por | Oct 13, 2021

Hoy platicaremos sobre como esto nos ayudará para poder entender porque muchas de las implementaciones que hacemos no son sostenibles en el largo plazo ni tampoco suponen un hito dentro de nuestra organización, es sumamente común ver que hay un proyecto por acá, una iniciativa por este otro lado e incluso esfuerzos individuales que lamentablemente se pierden entre el día a día y el vivir constantemente apagando fuegos.

Para evitar que la gente se desmotive al querer empezar con iniciativas y que estas vayan ligadas hacia algo que la organización requiera es importante entender la diferencia entre estos 3 conceptos, la combinación de los mismos se va a traducir en resultados completos y sostenibles.

Herramienta: es lo que se hace tal cual es piso, por ejemplo hacer un balanceo de líneas en la línea de ensamble de espejos eso es simplemente aplicar una herramienta en este caso de Lean Manufacturing para Optimizar la eficiencia de dicho proceso, que dicho sea de paso primero tendríamos que tener estandarizado dicho proceso con su respectiva administración visual implementada y la línea base establecida, así como un equipo de trabajo y se podría hacer a través de un evento kaizen, entendiendo que debemos ser facilitadores y no dueños de la implementación.

Sistema: es de donde deriva la herramienta, de donde está «colgada» por decirlo de algún modo; en el caso del ejemplo anterior pudiera ser que de manera sistémica y como parte de la planeación estratégica o hoshin kanri de la compañía se desprende hacer un mapeo de la cadena de valor y se encontró esto dentro de los relámpagos kaizen, pero esta iniciativa nació debido a los proyectos de mejora para optimizar el OEE de nuestra planta que es una de las Directrices de la alta dirección para los próximos 3 años, esto es como esta herramienta deriva o forma parte de un sistema por mencionar un ejemplo.

Cultura: para entender esto hay que ver primero que el peor error es querer cambiar la cultura cambiando la cultura ¿suena ilógico? pues ya más detallado no lo es tanto, por decirlo de algún modo, la cultura está hecha de hábitos y los hábitos de acciones, entonces ¿que estamos haciendo para diseñar herramientas y sistemas de manufactura orientadas al servicio de nuestras áreas productivas? somos nosotros como la alta Dirección quienes tenemos que poner tanto el sistema como las herramientas al servicio de nuestras áreas productivas y ¿cómo saber que la cultura avanza? cuando se retroalimenta de lo que dicen nuestros usuarios y cuando ellos participan activamente en mejorar su trabajo y les damos las herramientas para que lo hagan, si una línea lleva 4 años igual o está muy bien diseñada o vivimos apagando fuegos y diciendo que todo es «error del operador» y la solución es poner una ayuda visual y capacitar, la mal llamada «cultura del manazo» o del «unos piensan y otros hacen».

Hay una máxima en la manufactura que dice que si una línea nunca para es porque es demasiado buena o porque no le ponen mucha atención a lo que está saliendo, eso es lo que se busca, si dentro de las implementaciones y los cambios tenemos participación activa de la gente, si se comparte una visión y un sentido común, si ponemos dichas herramientas a la vista y con el sentido práctico, si somos capaces y rompemos los paradigmas de «es que siempre se ha hecho así» o «eso lo quisimos hacer hace dos años y no funcionó» que por alguna extraña razón siempre hay alguien que dice eso cuando existe alguna propuesta de mejora, sin duda vamos a ir por un cambio y una transformación positiva, tanto para la gente como para nuestra compañía.

Para saber si una iniciativa va ligada a algo y está bien orientada podemos usar el modelo R.A.M.A que es un acrónimo para decir:

Responsable: ¿el que lo ejecuta es el dueño del proceso? ¿tienen un facilitador? ¿sabe que tiene que hacer el equipo multidisciplinario?

Actividad: ¿tenemos definidas fechas de entrega? ¿sabemos cuáles son los pasos y como se relacionan? ¿partimos de un proceso estandarizado?

Mediciones: ¿tenemos línea base? ¿tenemos objetivos y plazos claros para todo el equipo? ¿cuál es el fin de estas acciones?

Análisis: si funcionó ¿dónde más podemos implementar lo aprendido? si fallamos ¿en que fallamos? ¿se quedó como parte de un sistema de trabajo?

El verdadero reto está en que siendo facilitadores hagamos que la gente encuentre la solución, no llegar a imponer sino a cuestionar, no pretender mandar sino cooperar, quienes sino ellos son los expertos en los procesos y en la medida que les demos la oportunidad y el camino para que hagan de su trabajo algo más retador y práctico, sin duda estaremos encaminados hacia la Mejora Continua, la cultura no se mide, se vive y hay que aprender a disfrutar el camino y no obsesionarse con el resultado, en un mundo donde lo que nos exigen son números, hay que empezar a voltear a las personas.

Catálogo de Cursos

Catalogo donde podra encontrar toda nuestra gama de servicios

Próximas Certificaciones

Solucion de problemas
Six Sigma Green Belt

Cotizador Online

Quizás también te interese leer..

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *